Haz más eficiente tu publicidad en Internet aplicando estos simples consejos



No dejes nunca de seducir a tus clientes: en tu página de internet o tus cuentas de las redes sociales nunca deben faltar frases como “prueba el producto”, “regístrate aquí”, “haz una comprobación completamente gratuita” y “crea tu cuenta” son formas de comprometer al público y hacerlo pasar a la acción.

Aprovecha las herramientas de medición: Google Analytics y programas similares son esenciales para ti porque te permitirán conocer el resultado de las publicidades que realizan en Internet y ver el impacto real que han tenido a lo largo del tiempo, estudiando que debes corregir para mejorar tu performance de un mes al otro.

Apuesta por la calidad: una foto de poca definición y escaso atractivo aleja al público, por eso, tanto en tu página de Internet como en tus redes sociales siempre trabaja con fotografías de excelente presentación, que inciten a la persona a conocer que tienes para ofrecerle.

Presta atención al lenguaje: se directo y simple pero sin perder la formalidad: no intentes forzar el tono para que los textos que pones, por ejemplo, en tus posteos de Instagram sean “joviales” o “juveniles”: prueba hasta encontrar un tono que sea franco sin sonar molesto o falso.

Mantén la coherencia de tu imagen: una vez que tienes establecida un perfil determinado ante el público, respétalo para que tus compradores, reales y potenciales, sepan que pueden confiar en ti.

No pierdas tiempo: una buena campaña publicitaria asegura grandes resultados pero siempre es bueno no postergarla demasiado en el tiempo. Piensa que los días que tu pierdes los aprovecha la competencia para sacarte una ventaja que puede ser fundamental.

Se claro: si haces una oferta determinada en el portal de tu comercial, especifica que ganara el cliente con ello, de esa manera evitaras malos entendidos o reclamos violentos a través de las redes sociales de ex clientes furiosos.

Trabaja teniendo en cuenta los resultados: posiblemente tengas, en la lista de productos o servicios que comercializas un ítem que te resulta más atractivo que el resto pero no te concentres solo en él. Por ejemplo, si vendes herramientas de jardín y la gente quiere palas, no te obsesiones en venderle azadas.

Aprovecha a los profesionales: si has intentado diferentes enfoques publicitarios y ves que ninguno funciona puede que sea hora de consultar a un experto en el tema para que te de una orientación más precisa sobre cómo mejorar los resultados en el corto y mediano plazo.

Usa diferentes recursos: no te concentres en una sola plataforma, lo que mejor resultado consigue es una combinación de recursos, por ese motivo, usa email marketing con publicidad en Facebook o banners en los buscadores.

Aprende de los mejores: estudia lo que hacen tus competidoras y aprende de ellos, esa es una gran forma de incorporar conocimientos sin gastar dinero ni perder valioso tiempo J.

Comentarios