Tips de marketing fundamentales para las pequeñas y medianas empresas



Estos consejos pueden hacer que tu compañía crezca sin malgastar tiempo, dinero ni esfuerzo, ¡presta mucha atención!: es simple, fácil y rápido:

Crea una personalidad atractiva y recordable: la mística que una marca crea a su alrededor es tan -o más- importante que el producto que vende, algo que demostró claramente Steve Jobs en Apple y, antes que él, Henry Ford; por ese motivo, dale a tu negocio un perfil que permite a las personas identificarte rápidamente. ¿Cómo lograrlo? Creando un icono llamativo (mira ejemplos tomados de la vida cotidiana: la manzana de Apple, el logotipo de Coca-Cola, etc.), elige colores atractivos que luego puedas poner en las paredes de tus oficinas y en los paquetes de los productos que vendas; y, especialmente, define un lema que sea fácil de memorizar, por ejemplo, el “Just do it” de Nike (“Solo hazlo”).

Relaciónate con tus clientes: establece un vínculo real con tus clientes para saber que quieren, que necesitan y, especialmente, que productos o servicios buscan pero no pueden encontrar en el mercado actual, de esa manera tendrás acceso inmediato y real a información que luego podrás usar para perfeccionar el funcionamiento de tu empresa (responder más rápido las quejas, expender de forma más eficiente los productos, etc.) y, al mismo tiempo, identificar nichos no explotados por nadie todavía.

Lleva estadísticas: para satisfacer las necesidades y expectativas de tu público lo mejor que puedes hacer es tener un registro, lo más exacto posible, de sus gustos: que compran, cada cuanto, que dinero invierten, etc. De esa manera podrás implementar medidas concretas para estimular diferentes sectores de tu clientela que, tal vez, no están respondiendo como deberían. Por ejemplo, si comercializas computadoras personales y notas que determinada marca bajo considerablemente su nivel de venta averigua el motivo: ¿las notebook vienen falladas? ¿No cumplen con las expectativas? Esos pequeños detalles hacen la diferencia y te ayudarán a perfeccionar tu trabajo sin recurrir a terceros: ¡toda la información está en tus manos!

Genera interés: no te limites a esperar que el cliente visite tu página web o portal, ocúpate de mantenerlo bien informado de los productos y servicios que comercializas a través de un eficiente servicio publicitario que te permita llegar a él de forma rápida y simple. Por ejemplo, puedes implementar una campaña de e-mail marketing (marketing por correo electrónico) que, una vez por semana, le haga llegar A TODOS TUS COMPRADORES FRECUENTES un resumen con las promociones, descuentos y novedades que harás la semana que viene, una excusa perfecta para que te visiten.



Ahora sí: ¡a vender que se acaba el mundo!

Comentarios