De que manera crear contenido relevante para tu compañía en la red



Generar contenido atractivo es un factor central para que una empresa consiga un público fiel de seguidores atento a cada una de las novedades y promociones que lance; por ese motivo, aquí te damos los tips esenciales para lograr que cada uno de tus visitantes se convierta en un fan de los productos o servicios que vendes J:

Todo entra por los ojos: grandes, pequeñas y medianas empresas cometen el mismo error fatal: llenan sus páginas y redes sociales de larguísimos textos sin añadirles contenido de calidad. ¡No hagas lo mismo! Los expertos son claros al respecto. Los textos más leídos siempre incluyen audios, videos o fotografías.

 
Comparte tu sabiduría (sutilmente): compartir y hablar sobre datos y estadísticas del sector en el cual trabajas es perfecto porque te permitirá demostrarle a los visitantes que realmente sabes del tema y, cuando necesiten contratar un servicio o comprar un producto, inevitablemente se dirigirán a tí. La palabra clave, por supuesto, es sutileza: no les impongas tus conocimientos sino que desliza los comentarios de forma casual, a manera de sugerencias o tips. Por ejemplo, “leí que muchas personas tienen dificultad con el nuevo Windows, existe una forma simple de lidiar con ese problema y es…”.

Ofrece exclusividad:
para construir una relación personal con cada lector debes darle algo que no puedan encontrar en ningún otro sitio, un recurso que las revistas han explotado desde hace siglos (basta leer diarios como “El mundo” y notar sus notas “únicas” que “nadie más pudo obtener”).

Crea una vínculo a nivel personal: aunque tu objetivo sea vender un producto o servicio, no puedes limitarte solo a eso porque las personas, a la hora de escoger una compañía sobre otra, siempre tienen en cuenta el factor “humano”; por esa razón, no hables solo de promociones o nuevos lanzamientos, usa tus redes sociales para compartir momentos únicos de la empresa: así fue como Steve Jobs consiguió que Apple se convirtiera en un mito, conectando su historia personal con la de su compañía.

No tengas miedo en acercarte al lector: demuéstrale a las personas que visitan tu página y tus redes sociales que realmente te importa lo que piensen: realiza consultas sobre áreas de importancia para tu empresa (¿el nuevo producto funciona? ¿Cambiarían algo? ¿Se sienten cómodos navegando por el portal?) y luego aplica esa información para mejorar tu compañía.

¡Se cuidadoso!: según estadísticas recientes, el 90% de los internautas deciden, en apenas 15 segundos, si entrarán a un sitio web o no, por ese motivo, es fundamental cuidar muchísimo la presentación. Ten en cuenta, siempre, estos detalles:
·       Trabaja siempre con imágenes de alta calidad, que puedan verse muy bien.
·       Revisa que los textos sean claros y totalmente libres de errores ortográficos.
·       Escoge para tus portales diseños intuitivos, fáciles de usar.

¡No te duermas en los laureles!: una vez que consigas un público fiel, recuerda que debes mantenerlo atento a tus movimientos, por eso, genera constantemente nuevo material. ¿Cuál es la frecuencia adecuada?
·       Blog/Página web: dos publicaciones semanales.
·       Facebook: dos publicaciones diarias.
·       Twitter: cuatro publicaciones diarias.
·       Linkedin: dos publicaciones diarias.

Comentarios