¡Arma tu presupuesto de Marketing digital!


Aunque muchos especialistas lo plantean como una tarea reservada a grandes teóricos con años de experiencia publicitaria sobre sus espaldas, la realidad es muy diferente: puedes armar tu propio presupuesto de marketing digital siguiendo los tips que aquí te damos:     

1) En qué área invertir.

Gracias a la aparición de Google, Youtube, Instagram, Twitter, Linkedink y Facebook se han multiplicado los sitios para elegir, pero es posible resumir las opciones en tres grandes áreas: páginas web, buscadores de Internet y redes sociales.

Los especialistas son muy claros al respecto: lo más práctico es invertir primero en los diferentes segmentos disponibles y luego estudiar los resultados para entender cuál funciona mejor para nuestro negocio; realizado ese primer paso, debe concentrarse la inversión allí y, si los resultados son satisfactorios, ir aumentando paulatinamente los montos.

Lo más común es que las empresas gasten un 10% de su presupuesto en marketing, una manera efectiva y poco costosa de estudiar el terreno y evitar errores potencialmente dañinos.

Un factor a tener siempre muy en cuenta es la intuición personal: si has armado campañas de marketing con anterioridad podrás identificar más rápidamente cuales son las áreas más adecuadas donde invertir tu dinero, ahorrando así tiempo y esfuerzo.

Los resultados, aún en el mejor de los casos, llevan un tiempo, por lo que no conviene impacientarse si las ventas no crecen considerablemente durante los primeros meses.

2) Que cantidad de dinero gastar.

Lo más recomendable es moverse siempre con prudencia y comenzar haciendo pequeñas inversiones entendiendo, obviamente, que al gastar menos dinero los resultados tardaran más tiempo en aparecer.

Para decirlo con un ejemplo práctico, si quieres vender un auto y colocas un aviso en el diario el lunes conseguirás menos interesados que al colocar el mismo aviso pero en cinco diarios diferentes, seis veces a la semana.

Si trabajas en un sector competitivo la tarea es más compleja porque deberás enfrentarte a gigantes que ya cuentan con un público fiel y una estructura comercial asentada.

Eso no significa, por supuesto, que debas renunciar a la tarea de ganar nuevos mercados, solo ten en cuenta los recursos con los que cuentas y la mejor forma de aplicarlos.

Si vendes zapatillas puedes comenzar ofreciendo los modelos más baratos a precios promocionales de manera de captar tus primeros clientes y luego, a través de ellos, ir creando una comunidad fiel de seguidores que te permitan vender productos más caros.

La realidad es que no existe una fórmula exacta para determinar en qué área del marketing digital invertir y, mucho menos, cual es la cantidad necesaria para lograr resultados rápidos: se trata de un trabajo que se perfecciona en cada intento y depende de la habilidad de cada comerciante para entender cómo funciona la lógica del mercado al que apunta.

No es lo mismo el público que compra zapatillas deportivas que los fanáticos de la ropa de marca o los adictos a los juegos de video: cada uno de estos grupos tiene gustos diferentes y consume distintas redes sociales.

Comentarios